Acelerar Windows 8

acelerar windows 8

Independientemente del potencial hardware de nuestro PC, siempre podremos intentar acelerar el rendimiento del sistema que en él corre, o sea acelerar windows 8, y es en este donde si que podemos incidir y bastante y siempre dentro de los márgenes permitidos por el hardware que nuestro equipo pueda admitir.

Sabiendo y dejando claro esto, lo que debemos hacer para acelerar Windows 8 es agilizar el sistema y como su propio nombre dice “agilizar” es desechar todo lo que no necesitamos aunque en muchas ocasiones se nos diga que hace falta…. Como cuando vamos en un globo o un avión que entra en pérdida por ser muy pesado, hay que tirar lastre para que sea más ligero. Aquí pasa lo mismo. Lo que tenemos que hacer es tirar por la borda todo aquello que nuestro sistema no necesita y ayudarlo un poco con algunas prácticas básicas.

Que versión de Windows usar.

Para saber con qué quedarnos y qué quitar, primero debemos saber que trae y que no, nuestro sistema. Si hablamos de acelerar Windows 8 que es el sistema mas difundido hoy en día por permitir su instalación de equipos clónicos o de marcas estándares y a los mejores precios, el que debemos usar es la versión inicial más estable y equilibrada para la oficina y la casa. Esto es Windows 8 Pro.

¿Por qué?, por que no es una versión beta (inacabada), tiene todos los elementos esenciales de la versión y al no ser la “home” tiene todas las herramientas de administración empresarial y de hogar disponibles. Las herramientas de gestión empresarial son siempre mucho más potentes y por lo contrario usan menos recursos que las domésticas que manejan más apariencia y más asistentes. La versión 8.1 consume más recursos.

Incluye normalmente el mismo soporte para más dispositivos sin tener que instalar cientos de actualizaciones y opciones muy útiles que en versiones más recientes pueden no aparecer, como por ejemplo si teneis conectado el pc con una tv de 46 pulgadas, podrás aumentar todo en pantalla sin perder resolución en un solo click. Si actualizas a Windows 8.1 no puedes. De todas formas siempre puedes actualizar los drivers desde la web del fabricante.

Lo mejor es acelerar Windows 8 usando el propio sistema y nunca herramientas externas que añaden procesos adicionales junto con prácticas engañosas. Libera procesos y desinstala aplicaciones no usadas. Desactiva extensiones del navegador de internet.

Componentes del sistema que debes dejar de usar desactivando o desinstalando:

Actualizaciones del sistema

Aquí hay una gran cantidad de gente que dirá una cosa y otra. Ante todo, que sepáis que tener activadas las actualizaciones consume mas de una decena de servicios y procesos internos. Lo vais a notar y mucho si las desactivamos.

Más de un 70% de las actualizaciones normalmente son de seguridad y nunca (a no ser que estéis en un entorno profesional específico o de prueba de seguridad), no harán falta más que para que estéis de vez en cuando reiniciando y con el equipo mas lento de forma apreciable. Otra cosa es la versión server donde sí que tenemos que tenerlo al día, pero este no es el caso, ni en oficina ni en casa.

Ojo importante: A la hora de instalar los drivers de las ultimas versiones como Windows 10 en equipos antiguos, los fabricantes os diran en su página de soporte o descarga de drives, que los trae ya Windows. Tendreis que ir a Windows Update a buscarlos.

Asi que tendreis que activar las actualizaciones de windows en modo manual usando la aplicacion servicios y elegir la opción: “Buscar automáticamente el software de controlador actualizado” al pulsar boton derecho en “actualizar software de controlador”. Y debemos repetir esto en todos los controladores para poner nuestro pc al dia.

Actualizaciones de las aplicaciones

Este aspecto es crucial. Actualmente la mayoria de las aplicaciones que instalas en tu equipo, te dejan activada la casilla de opción de actualizar la aplicación automaticamente al acabar la instalación.

Si no la desactivas, posiblemente cuando pase un tiempo, estarás pensando en reinstalar de cero todo o en tirar el ordenador de lo lento que va.

Siempre desactiva esto y permite solo la opción que nos recuerda la actualización cuando haya una nueva versión de la misma disponible y solo en aquellas que tengamos experiencia o sean estrictamente necesario como el plugin de Adobe Flash Player para ver videos en el navegador o Windows Defender que es nuestro antivirus.

Actualizar Windows

Huye de tener instalado un sistema sobre otro. No podemos pretender acelerar Windows 8 teniendo nuestro sistema actualizado sobre otro anterior constantemente.

La opción de actualizar a la nueva versión como la que aparece en la tienda de windows constantemente, hará que tengas un sistema que consume mas recursos al ser más nuevo y que además tira de procesos y servicios residuales y activos que ocupan datos en disco del sistema anterior.

Estos engendros, mezcla de varios sistemas, son una bomba para el rendimiento de nuestro pc.

Siempre que puedas, ten a Windows y las aplicaciones en una partición del disco y formatea e instala solo en ella, mientras en una segunda particion tendrás tus datos, trabajo y documentos a salvo.

Si te organizas y te acostumbras a esto, redireccionando las carpetas de documentos, imagenes, musica, video y descargas junto al escritorio, a la partición de datos, todo irá de forma más fluida. Tendrás instalada una versión limpia de Windows en cuestion de 15 minutos y durante el dia tendrás todas las aplicaciones instaladas a tu gusto y el equipo como salido de fábrica.

Descarga de controladores a través de uso medido.

Cuando instalemos Windows 8 debemos activar “La descarga de controladores a través de uso medido” para que busque e instale y actualice los drivers necesarios (posiblemente nos instale el controlador de pantalla) y luego desactivado siempre.

Activar el rendimiento máximo en las opciones de energía.

Los procesadores modernos para ahorrar energía (sobre todo en portátiles) permiten ir a “medio gas”, y sobre todo en nuestro pc sobremesa siempre conectado a la red eléctrica, esto es una verdadera pena, ya que viene por defecto en un punto intermedio y no estaréis aprovechando los MHz de vuestro procesador al máximo.

Esta opción es de las que más influyen a la hora de acelerar Windows 8. Aquí es necesario que desactivemos antes estas opciones en la Bios para que funcione a pleno rendimiento (ya hablaremos en otro artículo sobre ellas).

Con que hagáis estas tareas y reiniciéis el equipo, lo vais a notar bastante. Pero seguimos.

Herramientas y Aplicaciones

Antivirus

Bueno, Windows 8 incorpora un antivirus de serie. Y uno bastante bueno por cierto. Puede estar funcionando de la forma más discreta posible, haciendo su trabajo, con módulos para la web, protección permanente, actualización constante y por supuesto con escaneo de unidades, cuarentena, etc, etc.

Es conocido como Windows Defender ya incluido en la anterior versión de Windows Vista, pero muy mejorado, asi que podemos olvidarnos de instalar Microsoft Security de Windows 7 y versiones anteriores. Y también de otros antivirus, para que tener dos antivirus + un firewall y además tendremos otro seguramente en nuestro router por defecto.

Hay mucha gente que no lo sabe y acaba con dos antivirus instalados. Basta con el firewall de Windows configurado por defecto y con el antivirus Windows Defender activado y dándole a actualizar cuando nos salga el aviso. Nos podemos quedar tranquilos y además está completamente integrado en Windows (normal, es del mismo fabricante) y es de lo mejor en cuanto al rendimiento. Hay otros antivirus que consumen más recursos de los que debieran y de forma desmesurada.

Recuerda, tener solo un antivirus que no consuma recursos es una de los puntos claves de este artículo para acelerar windows 8.

Protección Infantil.

Si tenemos críos también trae incorporado Windows 8 la protección infantil. La verdad que es el mismo que teníamos que instalar junto con el paquete de aplicaciones de Windows Live en el anterior Windows 7, lo cual incluía más recursos.

Además ahora al crear una cuenta de usuario nueva, se nos permite indicar si es de un niño, y en tal caso se activa para que podamos configurarlo. Otra aplicación que no tenemos que instalar y que por si misma ayuda a acelerar Windows 8. Si lo deseas, puedes leer aquí como configurar protección infantil en tu tablet o smartphone.

Navegadores de Internet.

Escoger solo un navegador de Internet, y el resto desinstalarlos. Estas aplicaciones cada vez más incluyen más plugins, extensiones, actualizaciones (estas mueven muchos procesos) y elementos que se multiplican según tantos navegadores tengamos instalados y la mayoría de las veces son procesos y servicios que siempre están activos en gran parte aunque no lo usemos en ese momento.

Si no quereis el predeterminado Internet Explorer, pues os vais al panel de control y en Programas y Características – Activar o desactivar características de Windows, lo desinstalamos (podremos volver a instalarlo de nuevo cuando queramos).

Insisto en que recordeis que cuando abrimos el navegador de internet, no abrimos solo una aplicación, sino un conjunto de muchas aplicaciones. Las extensiones o plugins del navegador están funcionando en segundo plano, y no tener un control sobre ellas puede hacer que abrir una simple pestaña más del navegador, consuma muchos más recursos de lo que creemos.

Revisarlo si no lo habeis hecho aún ya que casi todos los navegadores ejecutan por defecto plugins o extensiones que en la mayoría de los casos no necesitaremos. Nosotros te recomendamos Mozilla Firefox que sobre todo permite desactivar sus propias actualizaciones ó solo comprobarlas.

Características de Windows.desactivar caracteristicas w8

Ya que estamos desactivando Internet Explorer, podemos aprovechar y desactivar mas cosas: Hiper V, Internet Information Server (monta un servidor web en nuestro equipo), Snmp (si estamos en casa, ya que se usa en algunos entornos de administración empresarial), Servicios XPS, Impresión en internet y Power Shell. El resto dejarlo como está tanto si está activado como si no.

Aplicaciones del Menú Metro de Inicio.

Si tenemos Windows 8 es por que en cierta forma nos gusta su menú de inicio tipo metro a base de cuadros y rectángulos. Quedan muy bonitos, pero muchas veces no se usan algunas de estas aplicaciones.

Si este es vuestro caso, podéis desinstalar las que no uséis (no desactivarlas de inicio, ya que seguirían ocupando recursos) y tener en cuenta que para cada nuevo usuario se volverán a crear todas inicialmente.

Basta hacer click derecho sobre una y pinchar en desinstalar en la papelera. Por ejemplo todas las que tratan con nuestros contactos y correo son realmente la misma y es la que más consume recursos: Contactos, Correo, Mensajes y Calendario.

Si desinstalamos una hay que hacerlo con todas. Mejor. Podéis seguir desinstalando otras, excepto la Tienda, que basta con que se desactive de inicio. Siempre tendréis las aplicaciones a mano al hacer click botón derecho – Ver todas las aplicaciones.

Cuanto más desinstalemos menos recursos ocuparemos en nuestro perfil de usuario y nos será de ayuda en nuestra labor de acelerar Windows 8. Hay que tener en cuenta, que muchas que se muestran de forma animada como videos, noticias, tiempo, deportes, economía, están además constantemente tirando de la red y de nuestro ancho de banda de internet.

Desactivar todas las tareas de mantenimiento en el centro de actividades.

Desactivar la búsqueda de controladores y drivers en segundo plano en las opciones de configuración del menú lateral tipo metro.

Desactivar todas las notificaciones y envíos de incidencias a Microsoft.

Desfragmentar el disco duro ó partición C de sistema periódicamente.

Para acelerar Windows 8, el sistema incorpora un proceso que va desfragmentando progresivamente en segundo plano en ciertos momentos nuestros discos duros.

La verdad que ofrece una mejora en el rendimiento que se nota en la fluidez del sistema en muchos casos, pero de vez en cuando (al mes) y como una ayuda, podemos pasar otro como Auslogic Disk Defrag, es posiblemente el desfragmentador de disco más rápido del mercado.

No olvidéis antes de usarlo, desactivar el de Windows, en las Propiedades – Herramientas – Optimizar y desfragmentar unidad haciendo click derecho sobre el disco C, luego dejarlo activado. (Tambien hablaremos en otro artículo sobre los desfragmentadores de disco)

Un mínimo de Hardware “decente”.

Está claro que por muchos malabares que hagamos para acelerar Windows 8, si nuestro equipo es inferior a un procesador Dual Core normalito y tiene menos de 2Gb de Ram, su rendimiento será muy lento sobre todo cuando empecemos a instalar y usar aplicaciones mas potentes, por lo que un equipo con estas características podrá ser usado dignamente aplicando estos consejos.

Eso sí, Windows necesita montones de memoria, y se nota muy mucho su falta, y mejora muchísimo su rendimiento si tiene de más. Para mas de 3 o 4 Gb deberemos tener la versión de 64 bits de Windows 8.

Varía bastante por ejemplo de tener 2 Gb a tener 6 gb de Ram (si tenemos Photoshop se hace imprescindible). Por ejemplo Microsoft Office a 64 bits con 4gb, va como un tiro en éste equipo y se nota bastante su diferencia con la Versión 32 bits en Windows 8 a 32 bits.

Así que ánimo, párate un poco si tu Pc es de éstos y échale un rato. Hay más elementos que puedes afinar para acelerar Windows 8, pero con esto ya tienes bastante para ir mejorándolo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *