Con un disco duro ssd interno en el que se ha instalado el sistema, tu ordenador gana mucho en velocidad y rendimiento. ¡Ni te lo pienses!. Ya sea en un ordenador portátil como en un pc sobremesa, gracias al disco duro ssd interno o disco de estado sólido, tus documentos se abren antes y las aplicaciones y juegos se ejecutan de forma más fluida ya que los discos ssd son mucho más rápidos que los discos duros mecánicos.

Por que comprar un disco duro ssd interno si ya tengo espacio suficiente.

Uno de los cuellos de botella que ralentizan nuestro ordenador es el disco duro mecánico. Los dispositivos de almacenamiento mecánicos trabajan a velocidades muy inferiores a las que la memoria Ram y el procesador necesita para alojar en disco los trabajos que va procesando.

Con un disco duro SSD interno ganaremos en velocidad, silencio, reducción de calor y espacio.

Si instalamos Windows 10 en un disco duro SSD interno, todo el sistema trabajará mucho más rápido ya que las velocidades de lectura y escritura son mucho mayores.

Además ganaremos en silencio ya que los discos duros ssd no tienen partes mecánicas que hacen ruido y emiten calor.

Ganaremos algo de espacio porque solo se fabrican discos ssd internos de 2.5 pulgadas y no de 3.5. Aunque incluso, son más reducidos aún los discos ssd M.2, pero necesitarás una placa base con conexiones específicas para insertarlo.

Y si lo deseas, puedes comprar un disco duro ssd interno PCI. Si, éste disco en vez de estar dentro de una caja, se presenta como una tarjeta PCI o PCI-e donde se alcanzan velocidades aun mayores en muchos modelos.

Que debo tener en cuenta al comprar un disco SSD interno

  • Conexiones en placa base: Si tu placa base aun tiene las conexiones tipo IDE antiguas, no podrás instalar un disco SSD interno. Debes tener una conexión tipo SATA disponible para cada disco con su cable correspondiente. Para el cable de corriente no hay problema, ya que existen adaptadores de corriente muy baratos.
  • Velocidad del bus de datos: La mayoria de los discos ssd internos son más nuevos que las placas bases más antiguas, las cuales soportaban velocidades y frecuencias más bajas, ya que estaban pensadas para dar soporte a los discos duros mecánicos de la época.

Y cuales son las velocidades y frecuencias del bus SATA de un disco SSD interno que debemos recordar.

  • SATA I o versión 1.0: 1,5 Gb/s, frecuencia de 1500 MHz y una velocidad de 150 MB /s
  • SATA II o versión 2.0: 3 Gb/s, frecuencia de 3000 MHz y una velocidad de 300 MB /s
  • SATA III o versión 3.0: 6 Gb/s, frecuencia de 6000 MHz y una velocidad de 600 MB /s

Si quieres aprovechar al máximo el rendimiento de un disco duro SSD interno tipo SATA 3, asegurate que tu placa base lo soporte. Pero tranquilo, puedes montarlo en otra inferior igualmente, aumentando el rendimiento de tu antiguo disco a la espera de cambiar de placa base más adelante.

Que marcas y modelos de discos duros SSD internos son los más recomendados.

En Compuelectro.es puedes comprar tu disco duro ssd interno barato, al disponer de descuentos en todos los modelos y series, como los SSD Samsung EVO o si deseas mayor potencial elige un disco ssd interno Samsung PRO.

También hay discos duros ssd internos baratos de excelente relación calidad precio, si optas por la serie de discos duros SSD internos Sandisk Plus o los discos SSD internos Adata y Gigabyte los cuales ofrecen además un buen rendimiento.

Aunque si tus pretensiones son mayores, puedes montar un disco SSD interno Sandisk Ultra o un disco SSD interno Corsair Neutron, orientado a dar un portentoso potencial a los juegos de última generación.

Disco duro SSD interno

Disco Duro Ssd Intel Dc S3610 200Gb

227,11

Disco duro SSD interno

Disco Duro Ssd Intel Dc S3610 480Gb

467,39
-10%
121,09 108,98
-10%
173,57 156,21
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
159,28 143,35
-10%
-10%
-10%
-10%
-10%
235,28 211,76
-10%
213,20 191,88