Disco SSD. Lo mejor para acelerar el ordenador

acelerar el ordenador - disco SSD

Un disco SSD (Disco de Estado Sólido), en el que instalemos Windows o nuestro sistema, es lo más rápido y económico para acelerar el ordenador. De cara a abaratar los ordenadores nuevos, se siguen vendiendo con los discos duros de siempre e introducen elementos que potencian el rendimiento y la velocidad que aumentan más el coste global del ordenador que compramos, sin tener en cuenta que lo que realmente aumentaría el rendimiento y la velocidad como apoyo al procesador y la memoria, sería un disco SSD como apoyo a un segundo disco duro.

Notar que indico «añadir», no cambiar ya que aun los discos SSD con un Tb o más de capacidad son bastante caros.

Rendimiento extraordinario

Incluso es mejor quedarse en un procesador que no llegue a ser de los topes de gama y acompañarlo de un disco SSD, que gastarnos mas del doble en uno tope de gama con un disco ATA ó SATA de los convencionales. Ganaremos con la primera opción en todos los aspectos, lo miremos por donde lo miremos.

Lo primero las aplicaciones

Si tienes como muchos de los mortales, un pc con unos “pocos” añitos, de esos que casi todo funciona pero a su ritmo, no muy antiguo pero por supuesto ni mucho menos de los más nuevos, cuando hacemos doble click en el icono de una aplicación muchos de los apasionados por el rendimiento, pensamos en segundo plano, “a ver que tarda en cargar”… incluso esperamos no ver el puntero del ratón sin el reloj de arena o el circulo de ocupado antes de ejecutarla.

Hay muchas veces que llevamos un rato leyendo un articulo en la web y el disco estaba “tranquilo” y ahora tenemos que esperarlo a que comience a girar…oímos como sube de revoluciones… y echamos un vistazo a la luz piloto roja para ver si responde. Y todo ello si la aplicación que lanzamos no es demasiado pesada, que si es el un juego de los mas pesados tipo Call of Duty…entonces ni miras a ver que pasa.

Todo es por culpa del disco duro. Tenemos procesadores y memorias que trabajan a una velocidad mucho mayor que el disco duro y que encuentran un cuello de botella cuando acceden a los datos almacenados él. De acuerdo, los videos, documentos, imágenes ocupan mucho espacio para tenerlos en un disco SSD que cuesta más que un disco SATA para nuestros 2 o 3 Tb de nuestra videoteca, pero los programas y juegos o en su conjunto, la carpeta “archivos de programa” donde los instalamos, incluyendo la carpeta del sistema Windows caben de sobra en un disco SSD de 128 GB o por un poco mas en uno de 250GB.

«La clave para acelerar el ordenador: Instalar las aplicaciones en el disco SSD, se ejecutarán a una velocidad mucho mayor que en el disco mecánico».

Sea cual sea tu equipo.

La mejora de rendimento en el acceso a datos puede superar el 500% como mínimo. Por supuesto, si tienes un Dual Core con 2 Gb de Ram, el trabajo de procesamiento de datos no será el mismo que si tienes un Core i5 con 8 Gb de ram evidentemente, pero la mejora es impresionante. De hecho el ordenador mas antiguo parece resucitar con las nuevas aplicaciones como hace 4 años cuando te lo compraste…(con las viejas aplicaciones que pedían menos recursos) y en el caso del más potente… bueno aquí es donde realmente puedes darte cuenta de lo tonto que has estado al no gastarte 100 € más en un SSD. En un ordenador de alta gama, ó un pc para gaming, es una barrera, un frenazo al rendimiento que puede desatar ese procesador AMD FX serie 8, ó Intel Core i7 y la tarjeta gráfica de 200 € y la memoria ram a casi 2000 Mhz que incluye. Estamos limitando el potencial de éstos otros componentes.

Y si tienes una empresa con servidores

Es aquí donde el acceso a datos es constante, por lo que la necesidad de almacenarlos en discos SSD es necesario más que los programas (lo contrario que en el ordenador doméstico, dejando claro que lo ideal es usar para todo los SSD, pero claro aquí si hablamos de muchos Tb, la inversión sería muy alta). La mejoría en rendimiento que puede proporcionar un servidor de archivos local o un hosting con una buena conexión de red y discos SSD es sencillamente espectacular.

A este respecto, sirva el ejemplo de discos tradicionales SCSI (para los ATA) o SAS (para los SATA) para servidores que van a 10.000 o 15.000 rpm contra las 7.200 rmp de los discos domésticos para un acceso mayor consiguiendo el doble de velocidad… pues con discos SSD el aumento es hasta 7 veces mayor, imagínense.

Placa base con SATA 3

Eso sí, tenéis que saber que para aprovechar al máximo su potencial debéis tener una placa base «más bien nuevecita» que tenga soporte para SATA 3, en otras más antiguas la mejora es fenomenal también, pero no tanto ya que SATA 2 es inferior, digamos que de cara a acelerar el ordenador, reduce su potencial a la mitad.

¿A que esperamos?

Además un disco SSD no se calienta tanto, consume menos electricidad, al no tener partes móviles no es tan delicado a la hora de recibir golpes y no hace nada de ruido.

Así que ya sabeis que es lo que debemos tener en mente a la hora de comprar un pc nuevo. Aunque pensándolo mejor, mientras lo compramos o no, para acelerar el ordenador ya con varios años que va arrastrándose con Windows 10, por que no te decides a volver a Windows 7 y aprovechas el cambio para instalarlo en un disco SSD nuevecito?.

Ojo con los desfragmentadores de disco en Windows 7 ya que no estan optimizados para discos SSD como lo está por ejemplo, el desfragmentador de disco de Windows 10. Aunque para el otro disco mecánico puedes usar un desfragmentador de disco externo y desactivar el servicio del desfragmentador de Windows.

Podrías ir disfrutándolo ya y la inversión te serviría para cuando compres el ordenador nuevo. Yo lo he hecho y no hay punto de comparación.

Ya estamos pensando en sustituir la partición C: de Sistema de 120 gb hasta 250 gb donde instalar el sistema y las aplicaciones incluso los juegos, por un disco de estos. El de 120 Gb a 45 € y el de 250 € a 65 €. Y los que teníamos para los datos. Para acelerar el ordenador inicialmente, merece la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *